sábado, 27 de diciembre de 2008

TEORIA DEL DISEÑO EN ARTESANIA DE IDENTIDAD

Todo lo que existe en el mundo, incluso lo que es espíritu y esencia, está conformado por un diseño. Es decir, que la artesanía como materia es un simple objeto que de acuerdo a los expertos tiene como misión no sólo alcanzar un alto nivel estético, sino hacer evidentes determinadas significaciones de carácter práctico relativo a su aplicación. Esto se refiere al diseño en general. No importa que sea tan grande como una mega estructura o tan pequeño como un grano de arroz o la cabeza de un alfiler. El diseño siempre será el mismo diseño sin abundar en mayores teorías. Pero qué es el diseño en sí. Veamos. Usted, caro lector, debes poseer un poquito de paciencia si esto le interesa, y tengo la impresión que sí, ya que voy a dedicar en unos cuantos minutos convertidos en párrafos, lo que a otros les llevó siglos de investigaciones. Si tomas en las manos cualquier objeto notarás que tiene forma, peso y que ocupa determinado lugar en el espacio. Ejemplo. Si te llevas a la boca una naranja o escribes sobre un papel, estás haciendo uso del diseño, por la sencilla razón de que todos tus movimientos están condicionados en relación con la idea que físicamente da forma al objeto. Ahora: ¿Qué sucede con el sabor de la naranja, una sensación que no se puede tocar, sino que produce efectos que no pueden demostrarse como materia? Lo mismo podríamos decir del lápiz, bolígrafo o “pluma”. Estos objetos tienen formas y materiales específicos que se pueden tocar, por lo que es también parte de la materia. Nadie jamás en el mundo ha podido tocar un diseño. Si usted hablas sobre lo bonito o lo feo. La forma redonda o cuadrada. El efecto que produce el material y las variaciones sensoriales alberga tal o cual tipo de materia, entonces estaríamos de acuerdo. Vamos a realizar un ejercicio práctico y didáctico por su sencillez. Lo más simple que podría tomar de ejemplo es una pulsa o pulsera o muñequera. También podemos tomar de ejemplo cualquier pieza de bisutería o manualidades, perdonando la redundancia, hecho a mano. Usted toma un pedazo de suela, piel o cualquier material sintético y fabrica una pulsera aplicando a la misma su talento creador. Quiero destacar que ese simple pedazo de material de suela nunca llegaría a ser más de dos cosas a la vez. Como materia la podemos considerar un accesorio pero como diseño y esencia la consideramos una identidad. Es decir, hablamos de esencia de concepto de identidad. Pero la forma también es un reflejo de nuestras sensaciones que nos ayuda a conformar una mejor idea del concepto identidad. La naranja del ejemplo puede ser dulce o agria. Por su color y forma podemos deducir gran parte de su contenido y el efecto que nos produce. Si tiene un verde muy acentuado nos da la sensación de agria aunque sea de clase. Lo mismo sucede si la vemos amarillenta y hermosa. La boca se nos hace agua porque percibimos su sabor dulce antes de que llegue a nuestra boca. Los efectos que se desprenden de estas sensaciones no son más que conceptos aplicados teóricamente al diseño, una herramienta práctica que utiliza los recursos sensoriales como elemento de identidad aplicado a la artesanía.